VENDIDO EL 60% DEL ACEITE DE OLIVA DE ESTA CAMPAÑA
La tercera semana del mes de abril en el mercado del aceite de oliva ha continuado en la misma línea de días atrás: firmeza en los precios con nuevos ajustes al alza y cortas operaciones en volumen por parte de los industriales envasadores, a la espera de que los especuladores dejen de provocar a la […]

La tercera semana del mes de abril en el mercado del aceite de oliva ha continuado en la misma línea de días atrás: firmeza en los precios con nuevos ajustes al alza y cortas operaciones en volumen por parte de los industriales envasadores, a la espera de que los especuladores dejen de provocar a la producción con operaciones que no terminan de cuajar y que al final pueden quedarse en agua de borrajas.

De cara al corto plazo, las opiniones recogidas por Olimerca en el lado de la producción se refuerzan en la línea de un sostenimiento de los precios dado que las salidas de aceite en lo que va de campaña están siendo muy buenas, estimándose que ya está vendido el 60% de la producción de este año, y que las necesidades de otros países como Italia obligarán a que finalmente España sea su recurso final. Sin olvidar que las existencias de enlace entre campaña podría quedarse por debajo de las 400.000 ton.

Por otra parte, es interesante no perder de vista las últimas noticias acerca de la prohibición del gobierno turco de exportar aceite de oliva a granel para proteger las necesidades de su consumo interno.

En este contexto, volvemos a tener precios en origen en el entorno de los 3,00€/kg para los aceites lampantes pago al contado, aunque ya se piden 3,10€/kg para pagos aplazados a mayo o 3,15€/kg para junio. También las categorías de aceite de oliva virgen y extra refuerzan sus posiciones al alza, aunque la gran demanda se focalice el aceite lampante en estos momentos.

Si hablamos del comportamiento de los operadores italianos en el mercado español, la única noticia es que no hay noticia. Todos están desaparecidos, dada la volatilidad de los precios en nuestro país. E incluso es tal su desaparición que hay mercancía comprada meses atrás que todavía no ha sido retirada, generando un problema de almacenamiento en las almazaras españolas

Abrir chat